Museo Nacional de Artes Decorativas

El Museo Nacional de Artes Decorativas fue inaugurado el 24 de julio de 1964. Conserva en sus almacenes y salas de exposición más de 33 000 obras con alto valor artístico e histórico, que proceden de los reinados de Luis XV, Luis XVI y Napoleón III; así como piezas orientales de los siglos XVI al XX. Se exhiben, también, obras de las importantes manufacturas francesas: Sèvres, París, Chantilly y Limoges, y de las inglesas: Derby, Chelsea, Wedgwood, Worcester y Staffordshire.

El palacete, ubicado en la calle 17, esquina a D, en el Vedado, es una joya en sí mismo. El proyecto del edificio, encargado a una firma francesa, es una obra maestra del código ecléctico, pues combina elementos de varios estilos arquitectónicos, desde el rococó hasta el neoclásico. Se dice que todo el interior, excepto la madera de caoba para la carpintería, se importó desde Francia e Italia. Las paredes están recubiertas con mármoles italianos, elementos de bronce producidos por la Maison Jansen, que antes pertenecieron a un palacio francés, y exuberantes muebles y tapices.

La mansión, diseñada por los arquitectos franceses P. Virad y M. Destugue, está rodeada por jardines que complementan el recorrido por el museo. El Jardín de Las Estaciones, a la derecha de la casa, acoge esculturas de mármol italiano realizadas en el siglo XIX, alegorías de la primavera, el verano, el otoño y el invierno. El Jardín de Noche, en el flanco izquierdo, está ambientado con esculturas de inspiración rococó y neoclásica.