La Plaza Vieja

La Plaza Vieja, diseñada en 1559, es el espacio citadino más ecléctico desde el punto de vista arquitectónico de La Habana. Se encuentra en La Habana Vieja y, en ella, el barroco cubano convive con el Art Nouveau de inspiración gaudiniana.

En sus orígenes la plaza era conocida como Plaza Nueva y se utilizaba para realizar ejercicios militares, carnavales, pregones y cualquiera que fueren las vicisitudes sociales de la época. Luego, funcionó como mercadillo al aire libre y, actualmente, se encuentra salpicada de restaurantes, cafés, bares y cervecerías.

Hoy en día La Plaza Vieja de La Habana se muestra colorida y en su máximo esplendor. En ella podrás encontrar lugares interesantes como la Cámara Oscura, un ingenioso dispositivo óptico desde donde podrás disfrutar de hermosas vistas a la ciudad desde lo alto de su torre de 35 metros; o el Palacio Cueto, el ejemplo más acabado de Art Nouveau de La Habana.

Justo detrás de la plaza se puede ver el barroco Palacio del Conde de San Juan de Jaruco, construido en el siglo XVII y que fuera propiedad de don Gabriel Beltrán de Santa Cruz y Aranda, quien obtuvo el título nobiliario en 1768 por sus hazañas contra los ingleses.

La Plaza Vieja y las calles de sus alrededores cuentan con hermosas galerías, muy típicas de La Habana, con arcos de medio punto y vidrieras de colores.

En las inmediaciones a esta plaza se encuentran lugares interesantes como el Planetario, la Fototeca de Cuba, el Museo de Naipes, el Centro de Arte La Casona, o el Centro Cultural Pablo de la Torriente Brau.

Más información acerca de la Plaza Vieja consulte en la Ecured: https://www.ecured.cu/Plaza_Vieja_(Habana_Vieja)