Audio Real Internet - Radio Cadena Habana



Esther Borja: Tesoro de la música cubana

Fecha de Publicación: 2018-04-23 12:12:20


Esther Borja

La cultura cubana tiene grandes tesoros. Hoy dedico estas líneas a uno de ellos, una mujer convertida en símbolo, la damisela encantadora de nuestra música, Esther Borja, recientemente fallecida a los 100 años de edad. Fue, es y será por siempre la Damisela Encantadora.

Se presentó por primera vez ante el público en una velada escolar en 1929. Allí interpretó “Canto siboney” y “Noche azul”, ambos títulos de Ernesto Lecuona. Pero un acontecimiento iba a cambiar la vida de Esther Borja. Toda la familia se mudó para una casa en la calle San Nicolás entre San Lázaro y Lagunas.

En los altos vivía el dueño de una emisora de radio muy popular, la Casa Lavín. Un día el señor le preguntó:

“¿Señorita, usted es la muchacha que canta?” Ella respondió de manera afirmativa, y él propuso: “¿Y a usted le gustaría cantar en la radio?” Así comenzó un romance entre artista y medio de difusión.

Gracias a la radio comenzó Esther a tejer vínculos con la familia Lecuona.

En la CMCA conoció a Juanito Brouwer, hijo de Ernestina Lecuona. Antes en la Casa Lavín había conocido a Elisa, la hermana más pequeña de Ernesto. El maestro estaba en España.

Ernestina posibilitó a Esther Borja nuevos horizontes. Le invitó a trabajar en la CMK y en la emisora El Progreso Cubano. Se convirtió en una artista fija  y a Ernesto lo conoció tiempo más tarde, en 1933 cuando regresó a Cuba el tras una larga enfermedad.

Ella valoró mucho su trabajo en la música lírica. Recordaba con gran cariño la puesta en 1940 de “Las Leandras” en el teatro principal de la Comedia. También rememoraba  los conciertos extraordinarios del maestro Eliseo Grenet. Allí compartió escena con Rosita Fornés, María de los Ángeles Santana, Pedro Vargas y Bola de Nieve.

En el año 45 tuvo una importante temporada de teatro en el Martí. De ahí se recuerda “La Condesa Maritza”, “Ópera de Kalman” y “La corte del faraón”. Sus últimas actuaciones en teatro fueron en España, específicamente en Madrid y Barcelona, en gira realizada con Ernesto Lecuona.

Esther Borja se consideró una mujer de radio. En una ocasión confesó: “La radio es la que me lleva a mi primera salida de Cuba, un contrato con Radio Mundo de Buenos Aires, adonde viajé en unión de Ernestina, Ernesto Lecuona y Bola de Nieve”, así se expresó en más de una ocasión. A este contrato debió también su debut en el cine, junto al Maestro y al Bola. Aparecieron en la película “Adiós Buenos Aires”. Allí Esther Borja canta “Para Vigo me voy”.

En Argentina la damisela de Cuba alternó con figuras ya famosas como Libertad Lamarque y Rosita Moreno. Por esa época Esther Borja fue contratada por Radio Nacional de Lima. Esa emisora peruana transmitía en cadena para toda América Latina. Patrocinaba una firma alemana, Bayer y al término de la guerra obligaron a todos los artistas a cantar en ese idioma.

Esther aprendió también y un profesor judío le montó un repertorio exquisito. Así armaba su concierto Esther Borja: un tercio en alemán, una parte semejante de música latinoamericana y por supuesto, lo demás, obras cubanas.

Entre 1946 y 1948 hizo época en los Estados Unidos. La prensa especializada reflejó el acontecimiento. En la revista Variety podía  leerse: “En este gran concierto del Carnich Hall fue Esther Borja con sus composiciones cubanas, la mejor artista del conjunto y de una gran personalidad”.

Mientras, en The New York Times se escribió: “Las actuaciones fueron técnicamente adecuadas hasta que se presentó Esther Borja, cuya personalidad y perfecto conocimiento de cómo cantar una canción, la hizo que fuera algo brillante en el programa”.

Otro momento importante para Esther Borja fue la llegada de la televisión. Había participado en muchos espacios y compartido con grandes como Lecuona, Armando Oréfiche, Frank Domínguez, Orlando de la Rosa y Felo Bergaza.

En 1961 la televisión le dio la oportunidad de conducir un programa y comenzó  una bella historia de entrega y amor en favor de lo mejor de nuestra música cubana. A él se consagró para promover nuestra música. Estuvo 25 años en el aire, y dice Esther que lo hubiera seguido haciendo siempre, con mucho amor.

Esther Borja cantó a dos, tres y cuatro voces. En una placa grabada en mil 955 en Radio Progreso por el formidable técnico Medardo Montero, la damisela hizo todas las voces: contralto, mezzo y soprano. Participaron los pianistas Luis Carbonell y Numidia Vaillant.

Interpretaron  obras de Oscar Hernández, Jaime Prats, Félix B, Caignet, Ernestina Lecuona y por supuesto, del Ernesto. Ese disco es una joya de nuestra música.

Esther Borja Lima nació el cinco de septiembre de mil 913 en Centro Habana.

Desde muy  pequeña mostró su amor a la música. Hizo dúos con el hermano y participó en actos y tertulias familiares. Tuvo el privilegio de escuchar las interpretaciones de Rosendo Ruiz porque vivió al frente de su casa. También conoció de cerca  a Antonio María Romeu, en la etapa en que el “Mago de las Teclas” tocaba en el Café La Diana.

Estudió piano en el Centro Gallego de la Habana a partir de 1924, y se graduó de profesora de Solfeo y Teoría cinco años después. Esther Borja interpretó “Damisela Encantadora”, una pieza compuesta especialmente para ella por Ernesto Lecuona. Su magistral interpretación le abrió las puertas de la popularidad primero en Cuba y después en el ámbito universal.

La talentosa cubana viajó por diferentes países latinoamericanos en 1936. Disfrutó de éxito rotundo en la Argentina como parte de la compañía de Lecuona, junto a otras destacadas figuras del espectáculo cubano. También conquistó el público norteamericano y el europeo  y de todas las latitudes.

Esther Borja amó sobre todo la canción cubana y en ella se especializó. Su repertorio incluyó más de mil temas de destacados compositores como Manuel Corona, Adolfo Guzmán, Sindo Garay y Gonzalo Roig, junto a otros de igual renombre.  Esta mujer fue la más fiel e inigualable intérprete de Lecuona, es la soprano cubana con mayor número de obras grabadas y de más extensa labor discográfica.

Junto a “Damisela Encantadora” eternizó una verdadera antología musical que incluye sus interpretaciones de “Noche Azul”, “Lágrimas negras”, “Quiéreme mucho”, “Toda una vida” y otros muchos  títulos.

Esther Borja realizó su última presentación como cantante en el Palacio de los Capitanes Generales el cuatro de enero de 1984.

Con 100 años de encantadora vida, la gran artista decidió partir para compartir su arte eterno. Aquí dejó a un pueblo que siempre la amará. Por todo lo que representa Esther Borja para la canción cubana y la cultura nacional ella siempre será la damisela más encantadora de Cuba.

En video: "Siboney"

En video: "Noche azul"

En video: "Damisela encantadora"



Envíenos su Comentario

Tu dirección de correo electrónico NO será publicada. Todos los campos son obligatorios *



Nombre Requerido*
Email Requerido*

Comentario Requerido*

Normas a los Comentarios
 - Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
 - No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
 - Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.



Directora General: Yolanda Paris Camino
Programación e Información: Miriam Isabel Rojas Calderón
Grupo Informativo: Dennys Medina la O


Redacción Digital

Editor Jefe: Félix A. Bolaños Leyva
Editores: Aralís Gómez González y Francisco Martínez Chao
Webmaster: Mabel Peña Styo
Traductor: Pedro A. Fanego

Contacto

Teléfonos: (537) 838-1670 (Pizarra)
- 7 838-1484 (Dirección)
Redacción Digital: 7832-4917
Cabina de Transmisiones: 7838-1478 y 7838-1479
Email: cadenahabana@cmch.icrt.cu
Sitio web: www.cadenahabana.icrt.cu



Copyright 2018 Radio Cadena Habana. Todos los Derechos Reservados