Audio Real Internet - Radio Cadena Habana



El estreno sinfónico de Yalil Guerra en La Habana

Fecha de Publicación: 2018-08-06 08:48:05


Yalil Guerra jutno a la periodista Lilien Trujillo Vitón

Yalil Guerra es un hombre inquieto. De palabra justa y atención precisa. Una sonrisa antecede casi todas sus palabras, y un gesto de sencillez que, como suele pasar, adorna muy bien al talento. Sencillez y un gusto plausible por lo autóctono, lo de aquí, de donde es y será, como él mismo dice. Un gusto que explica, en parte, por qué dedica su primera composición sinfónica, La Palma Real, a José Martí y por qué, entre tantas plazas posibles debido a su carrera ya universal, eligió La Habana, Cuba, y la Orquesta Sinfónica Nacional, para su estreno.

Yalil, ¿qué significa para ti estrenar tu primera sinfonía en Cuba?  

Estar presente siempre en Cuba para mí es un contacto directo con mi cultura, retroalimentarme de mí mismo, de la gente, el pueblo, las calles, la ciudad que me vio nacer… eso es lo importante. Ahora, en la primera sinfonía que acabo de hacer, que es mi primera obra sinfónica, valga la redundancia, siempre quise buscar una temática que tuviera que ver con Cuba, pues, aunque no esté físicamente, ella está en pensamiento, en mi mente, en todo lo que hago. Y quise hacer esta obra dedicada a Martí y que además, se estrenara en Cuba, pues este era el lugar perfecto. No se podía estrenar en Madrid, Colombia o Estados Unidos… preferí Cuba, pues, primeramente es mi país y siempre lo será; y el hecho de que se toque por músicos cubanos, es decir, que los músicos cubanos sepan que hay un compositor también joven que está haciendo este tipo de música en la que no apelé a ritmos cubanos, para que el que la escuche no diga: «Ah, eso es cubano». La temática sí es cubana, pero si tú la pones en una contexto distinto, como puede ser una sala en Europa donde la gente no conozca a José Martí o los otros motivos de la historia de Cuba que introduje en la obra, pues pueda pasar como que es una obra estándar de repertorio, escrita por un gran compositor.

¿…Y por qué esta elección, por qué no hacerla con ritmos cubanos?

Porque básicamente, en el mundo de la música clásica, con la cultura Hispano-Latinoamericana siempre hay una especie de tabú… y yo, por tanto, no quería en mi primera obra sinfónica hacer algo que sonara 100% cubano. Yo tengo una carrera de música popular y toco bajo, guitarra, tres cubano… o sea yo sé lo que es la música cubana; pero quería algo más universal que quedara, de hecho, como un repertorio que pueda ser tocado por un chino, japonés, un francés… cualquiera que no entienda la sincopa cubana. Entonces, es una manera de simplificar un poco la idea aunque sí existe en las líneas melódicas algo de la trova espirituana, un poco de bolero; pero no es una obra que está… (tararea un ritmo cubano) eso no. Al mismo tiempo, eso te permite entrar en un mercado internacional de orquestas sinfónicas donde pueden tocar a Gustav  Maller, a Mozart, Beethoven y pueden agregar esta obra perfectamente porque suena muy similar en cuanto al estilo europeo de composición. Sí introduzco alguna pincelada también de ritmos cubanos en el cuarto movimiento. Hay una clave escondida en el primer movimiento, que es la parte del exilio, que las escuchas escondidas haciendo como una especie de clave cubana, pero enseguida se esconde. En el cuarto movimiento tiene un movimiento que hace (pam páare pam pare pan pám) que es una cosa así bien cubana pero enseguida retorno. Ahora, lo que sí es muy cubano y quise utilizar, son fragmentos del Himno Nacional que están en el segundo y cuarto movimientos y fragmentos del himno libertador del cual se van a escuchar ciertos fragmentos y el comienzo… (para páp para para para páp) eso también está incluido en el segundo movimiento. Entonces, ya con esos elementos de cubanía que cualquier cubano reconocería a la legua, ya eso lo hace cubano, aparte de que yo soy cubano. Pero en la parte ritmática no quise explotarla porque quería que dijeran primero: «¿quién hizo esa música? Ah, la hizo un compositor que se llama Yalil Guerra»; y después digan, «¿Y de dónde es?, ¡Ah, él es cubano!». No al revés. Quise que primero descubran la música, la aprecien… y espero que el público  que venga hoy al concierto la pueda disfrutar y, repito que es un honor, un placer y un privilegio, el poder estar presente aquí físicamente para el estreno de mi primera obra sinfónica y que músicos cubanos y la Orquesta Sinfónica Nacional, junto al maestro Enrique Pérez Mesa, puedan hacer este estreno. Es algo que quedará en mi historia y en la historia de nuestra cultura. Y trataré de, en la medida de lo posible, el resto de las obras que siga escribiendo para este formato orquestal, hacerle un estreno acá en La Habana primero.

¿Las próximas interpretaciones de esta pieza…? ¿Alguna programada?

Algunas de las plazas que estoy viendo son Costa Rica y Venezuela, aunque sin fecha aún porque esta obra la acabo de escribir en julio, y todas las orquestas con las que estoy hablando hacen las programaciones de un año para otro, por lo que trataré de que la puedan incluir en el próximo ciclo de conciertos que tengan. Pero al mismo tiempo creo que de este estreno y esta grabación que voy a hacer aquí y que se podrá disfrutar luego por internet en mi canal de Youtube y en Facebook, servirá de estímulo  e inspiración para que directores de otras orquestas de diferentes partes del mundo a los cuales no conozco, ni tengo contacto, se decidan a interpretarla viendo que ya se estrenó en Cuba con la Sinfónica Nacional, que es una orquesta muy prestigiosa en el mundo entero.

¿En qué proyecto estarás enfrascado próximamente?

En estos momentos estoy en la preparación de este disco que estoy grabando aquí, y que pienso mandar al Latin Grammy el año próximo, con la Orquesta Sinfónica Nacional, la obra de Aurelio, mi maestro de composición, y la de Harold Gramatges junto con esta, mi primera sinfonía. Aunque muy posiblemente incluya, además, una cuarta obra con Solistas de La Habana. Pero, al mismo tiempo estoy en veinte cosas porque soy pedagogo, estoy estudiando un doctorado, soy padre… es decir, mi vida es una locura, pero trato de ir sorteando todas las trampas del destino para llevar adelante la música.

Y como premio: los aplausos, o acaso las lágrimas que mojaron sus mejillas mientras apreciaba la ejecución de su primogénita sinfonía por la Orquesta Sinfónica Nacional. O más sublime aún, la pulsera de guano que le regalara un artista plástico que, habiendo disfrutado La Palma Real y apreciado la intención de elevar al Apóstol como un símbolo tan cubano como lo es esa palma, le devolvió un homenaje con el mismo símbolo.  

Yalil le toma la pulsera de guano tejido, se la coloca en su mano izquierda y le confiesa que de ahí no se moverá, que ya es para siempre. De la misma forma que para siempre, Cuba será su país.



Envíenos su Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Todos los campos son obligatorios *



Nombre Requerido*
Email Requerido*

Comentario Requerido*

Normas a los Comentarios
 - Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
 - No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
 - Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.




Directora General: Yolanda Paris Camino
Programación e Información: Miriam Isabel Rojas Calderón
Grupo Informativo: Dennys Medina la O


Redacción Digital

Editor Jefe: Félix A. Bolaños Leyva
Editores: Aralís Gómez González y Francisco Martínez Chao
Webmaster: Mabel Peña Styo
Traductor: Pedro A. Fanego

Contacto

Teléfonos: (537) 838-1670 (Pizarra)
- 7 838-1484 (Dirección)
Redacción Digital: 7832-4917
Cabina de Transmisiones: 7838-1478 y 7838-1479
Email: cadenahabana@cmch.icrt.cu
Sitio web: www.cadenahabana.icrt.cu



Copyright 2018 Radio Cadena Habana. Todos los Derechos Reservados