Home » Noticias » Falleció Teresa Polledo: la rumba está de luto

Falleció Teresa Polledo: la rumba está de luto

Share on Facebook
Post to Google Buzz
Bookmark this on Yahoo Bookmark
Bookmark this on Livedoor Clip
Share on FriendFeed

A la memoria de Teresa Polledo, quien falleciera en La Habana el pasado lunes 2 de Mayo de 2016.

Yo soy rumbera desde que estaba en el vientre de mi madre

Para nadie es secreto que la cultura cubana bebió en dos fuentes fundamentales: la española y la africana.

Falleció Teresa Polledo: la rumba está de luto

Teresa Polledo.

Y tampoco lo es que nos distingue la rumba, surgida en los barrios y de la cual derivan ritmos criollísimos, que el Conjunto Folclórico Nacional representa en diversos escenarios del mundo a través de grandes artistas como la cantante Teresa Polledo.

En entrevista para Radio Cadena Habana la talentosa vocalista confiesa que grandes de la rumba como Los Muñequitos de Matanzas influyeron en su carrera profesional.

Me crié donde se fundó esa legendaria agrupación, escuchando sus cantos y bailando la rumba. Me vieron crecer a mí y a mis hermanos varias personalidades que cultivaban ese ritmo como Florencio Calle, Saldiguera, Virulilla, Pelladito, Ernesto Chambelona, Enrique y Pablo Mesa.

Escuchar cantar a esta mujer es sentir todo el legado de varias generaciones de afro descendientes, desde los que llegaron en barcos negreros, los que huyeron al monte o que fueron liberados y otros como ella que defienden esa historia.

¿Teresa, recuerda cómo aprendió a cantar?

Yo me pregunto quién me enseñó a cantar. Pues, oyendo, mirando. La gran mayoría de las mujeres de mi familia han cantado muy bien hasta muy avanzada edad. Esa herencia me llegó y hoy la continúan mis hijos y nietos. Todos cantamos, bailamos, tocamos la percusión cubana.

¿Qué es la rumba para Teresa Polledo?

La rumba para mí es la vida. Cuando esa música suena, yo la siento de verdad, esa soy yo, la rumba. Esto es de corazón lo que le estoy diciendo. Si, la toco, la canto, la bailo, le pongo lo que lleva.

¿Qué nombres del Conjunto Folclórico Nacional son esenciales en la carrera profesional de Teresa Polledo?

Donde más he desarrollado mi talento ha sido en este colectivo, en el cual soy ya una de las cantantes de más edad, pero mucho le agradezco a quienes me antecedieron como la queridísima Zenaida Armenteros, a la cual quise como a una hermana.

Durante el Laboratorio Internacional de Folclor (FOLKUBA) canto las clases para que los alumnos bailen, también imparto conocimientos porque me evalué como profesora.

Teresa, sabemos que la identifica en muchas naciones un canto que usted interpreta de forma magistral.

Se llama Palo yaya y comienza diciendo: “Yo soy rumbera desde que estaba en el vientre de mi madre…” Fue una idea de un primo mío que siempre me vio bailando, cantando porque le pongo el corazón a lo que hago.

El hizo la letra y yo la defendí en el Concurso de la Televisión Cubana Adolfo Guzmán de 1982. A partir de ahí tuvo mucho furor en todo el país. También grabó el tema el grupo Niche de Puerto Rico, así como otros músicos de los Estados Unidos de América, y hace poco lo escuché en la voz del cubano Isaac Delgado.

Yo soy rumbera

Yo soy rumbera,

desde que estaba en el vientre de mi madre.

Lo digo en congo:

palo que nace pa’ violín

desde que está en el  monte suena.

Desde niña soy cantora,

voy cantando por doquiera,

canto con Saldiguera

y canto con el que sabe.

Yo canto con Carlos Embale

eminencia en guaguancó,

y por eso yo te digo:

yo soy rumbera

desde que estaba en el vientre de mi madre.

El virtuosismo natural de esta mujer la legitima como auténtica cubana, capaz de sentir la música, disfrutarla y trasmitirla con todo su sabor, y de esa alegría surgen sueños como el que Teresa Polledo nos reveló.

Yo sueño hacer mis guarachas porque soy guarachera y me atrevo a cantar cualquier ritmo popular cubano.

Está entrevista para Radio Cadena Habana, quizá fue la última que concediera la Polledo.

Con su muerte la rumba está de luto.

Por Katia Camejo Montpeller.

No se aceptan comentarios